domingo, 30 de julio de 2017

Las democracias occidentales son prisioneras de la hegemonía neomarxista

Hermann Tertsch (Alerta Digital).-El semanario alemán Der Spiegel ha decidido retirar de su lista de éxitos de ventas al libro «Finis Germaniae de Rolf Peter Sieferle» porque tiene demasiado éxito para su gusto. Es una medida escandalosa aunque no sorprende desde que los medios decidieron hacer frente común con Angela Merkel cuando la crisis de los refugiados amenazaba con llevársela a la tumba política. Merkel desvió la atención con la amenaza de la extrema derecha. Hace unas semanas en Hamburgo se vio que la amenaza, más allá del yihadismo, está en una extrema izquierda que logró paralizar la segunda ciudad de Alemania y arrebatar durante días el monopolio de la violencia al gobierno de Merkel. En esa extrema izquierda es más peligrosa que los alemanes difamados como nazis por manifestarse por la ley, contra la impunidad y por la nación. Estos que temen que sea destruida por una inmigración incontrolada de enemigos de la sociedad abierta. Tienen a todos los medios en contra. Y la censura avanza. Uno de sus sumos sacerdotes, el ministro de justicia, Heiko Maas, del SPD, ha impuesto una ley mordaza en las redes sociales que han cogido como modelo la Rusia de Putin y la Bielorrusia de Lukashenko. Todo un mérito. La campaña contra Sieferle viene de lejos. Vetado, injuriado y difamado en círculos académicos como mediáticos, el autor se quitó la vida en septiembre pasado. Ahora no quieren que venda libros después de muerto. No se atreven a llevar el libro a los tribunales para ver si es tan ultraderechista y antisemita como pretenden. 

«Finis Germaniae» es un alegato histórico en contra de esa corrección política ha impuesto en Alemania y toda Europa por medio de todos los grandes partidos parlamentarios. Sieferle acusa al consenso socialdemócrata y posmoderno, y en especial a Merkel, de atentar contra la propia existencia de la nación alemana, haber convertido a la sociedad en una masa aborregada, liquidar sus referencias y valores e imponer una multiculturalidad que destruirá la nación y la cultura alemana y europea. Era un profesor, historiador y sociólogo en Mannheim y St.Gallen, respetado y celebrado hasta que se enfrentó con el pensamiento único y chocó con toda la cultura oficial y mediática. Der Spiegel no quiere que los alemanes lean este libro ni sepan que se lee. Por miedo -y no solo de Der Spiegel-, de que el libro de Sieferle convenza con su descripción de realidades que los demás intelectuales, políticos y sobre todo periodistas ocultan. Miedo a que los alemanes crean más a «Finis Germaniae» y menos las letanías de los medios sobre la sociedad ideal multicultural y el bondadoso gobierno de Merkel. Malos tiempos en todo Occidente para las verdades que choquen con la ideología posmoderna del «antifascismo» que denunciaba Sieferle.

En EE.UU. no dejan hablar ni a Richard Dawkins en las universidades, tomadas por la corrección política del neomarxismo. En Suecia, Francia o Inglaterra callan los delitos de inmigrantes por miedo a ser tachados de racistas. Han logrado con el sesentayochismo instalar una plena hegemonía marxista en la educación y la cultura. Que la derecha política acata con sumisión y complicidad dentro del consenso socialdemócrata. Quieren inventar presente y pasado a conveniencia. Ahora ya combaten verdades evidentes y realidades clamorosas. Y a quien se rebela lo quieren aplastar. En España algunos somos condenados por publicar lo que antes se había publicado sin enmienda ni condena. Corremos peligro de que, con un poco más de presión de la jauría izquierdista en los medios y de cobarde colaboración de quienes debían impedirlo, pronto se dicten sentencias condenatorias por recordar a víctimas y autores de la matanza de Paracuellos.


 

Federico Jiménez Losantos: "La vergonzosa sentencia contra Hermann Tertsch




Hermann Tertsch recurrirá la demanda ganada por el padre de Pablo Iglesias, a su vez sobre su padre y abuelo de Pablo Iglesias, Manuel Iglesias, por decir públicamente que participó (de forma contrastada y fehaciente) en la criminal represión que el bando republicano practicó durante la guerra civil: https://gaceta.es/espana/hermann-tertsch-recurrira-sentencia-pablo-iglesias-20170728-0650/